11 de diciembre de 2006

EL GEN NUPCIAL


Casarme yo?? Imposible!!, me dijo “Maru”, mi amiga desde la infancia, con la que jugaba con videojuegos, antes de jugar a la “casita” y a la “mamá”. Ni ella ni yo teníamos predilección por las muñecas bebes, jugábamos con barbies que las vestíamos con trapitos de lo mas llamativos que nosotras diseñábamos, e inventábamos una vida para ellas, de lo mas emocionante!, eran cantantes (de rock por supuesto), actrices, viajaban por todo el mundo, tenían muchos novios jaja, pero eso sí: nunca! se casaban…
Ahora, la Maru, la opositora al matrimonio, tímidamente me da la noticia de que se casará, no dude en preguntarle primero si es que estaba embarazada (típica situación de excusa para el matrimonio), me dijo que no, y entonces? (y la pregunta fue porque el novio no era de lo mas aconsejable), y después de un montón de explicaciones saque la conclusión: “miedo a la soledad”… Me quede callada y solo atine a decirle que le deseo lo mejor… y me puse a pensar: acaso este verdugo llamado soledad es tan poderoso? como para decidir dar un paso tan trascendental e importante de la vida?
Imagino que el matrimonio simboliza amor y el deseo de compartir ese amor toda la vida, pero al parecer existen otros motivos “ocultos”, mismos que a mi parecer luego son los culpables de la ruptura.
Y será que todos estamos predestinados para el matrimonio? Será que todos poseemos el gen nupcial??, o es que solo seguimos los típicos esquemas predeterminados de “felicidad” que nos dicen que el matrimonio es sinónimo de dicha (y vaya q dichosos son algunos jeje), y sinónimo de “normalidad”. En un libro de psicología me enteré que estamos tan acostumbrados a vivir conforme a ciertas condiciones y “requisitos”
impuestos por la sociedad, que a pesar de no sentirnos bien con estos, nuestro poderoso subconsciente está inconforme, y éste nos lleva a cometer actos que en verdad no deseamos y que luego nos preguntamos ¿Por qué lo hicimos? Será que el matrimonio suele ser un capricho del subconsciente?
Debo reconocer que parece que mi gen nupcial esta algo atrofiado o que nació un tanto fallido, o tal vez no lo tengo?, porque la idea de matrimonio no me emociona, es más se me vienen ciertas imágenes mentales como demonios mostrándome con delantal, discutiendo por el “derecho” que tengo de salir con las amigas o visitar a mi familia e iniciando una persecución para saber por que él llega tan tarde del trabajo?.. y concluyo una historia antes de que empiece..
Malísimo, tal vez necesite un psicólogo que reacomode mi subconsciente y haga aflorar mi gen nupcial, que si lo tengo debe estar muy dormido (como ciertas enfermedades, jajaja) y de esta manera entrar al grupo de los “normales”, ya que muchas amigas casadas me reclaman en el grupo y muchos parientes me dicen: ya estas “en edad” hijita. (y cual es la edad ideal?)
Según un artículo que leí, una de las razones de padecer la fobia al compromiso y ser la novia fugitiva es ser “una mujer que espera al hombre ideal, modelo inexistente” porque tiene que ser:

· físicamente agradable, pero tampoco un modelito;
· protector pero que no asfixie;
· compañero pero no demasiado comprensivo;
· trabajador pero no adicto al laburo;
· romántico pero no pegajoso;
· intenso sexualmente pero no insistente;
· paternal pero no autoritario;
· cuidadoso de su aspecto pero no "producido";
· atento a los estados de ánimo femeninos pero que no haga preguntas;
· generoso pero no reclamante;
· inteligente pero que no venga con planteos;
· con modales pero que las deje chupar el tuco del cuchillo o del plato;
· familiero, pero sólo con la parentela política;
· levemente celoso pero inmutable ante los chistes eróticos que otros le hacen a ella;
· con mucho dinero pero que no la trate como parte de su hacienda, "ni que le sobre para gastárselo con otra";
· que no tenga amigas pero que soporte sus amigos varones que siempre la invitan a salir sólo a ella;
· que sea celoso pero que la deje ir a bailar sola con sus amigas...

Jajaja, que complicación, lo queremos todo y a la vez nos disgusta ese “todo”.

8 comentarios:

LAS MUJERES QUE SOY dijo...

La edad ideal para casarse, es cuando sientes que has encontrado a la persona con la cual compartir el resto de tu vida, y creeme que cuando esa persona llega, las imagenes de miedo que se tiene del matrimonio desaparecen, todo fluye... todo camina sobre ruedas.. es decir, solo tu sabras cuando y con quien, lo que el pueblo diga, los prejuicios que tengan son problemas de ellos.. que no deberian llevar a los demas.. a cometer el error de casarse por soledad... porque.. quien esta con alguien por no estar solo... termina deseando estar solo antes que con ese alguien.
Saludos

henry dijo...

esta bien eso del "gen del matrimonio". me gusta la definición, y me identifico con ese grupo. pero ciertamente no sé si es cuestión de encontrar al o la ideal, o simplemente tener vocación para ello. en cualquier caso, el matrimonio, es para quien lo decida, no lo creen?
gracias vio. me gusta tu página.

Andres Pucci dijo...

Muy complicado tema, muy distinto para cada persona, yo creo que mientras mñas años pasan tus expectativas son mas altas, cuando estas formada, tiene casa, dinero, independencia, al casarte nunca renunciarias a eso, pero ya tus opciones de futuros maridos tambien se reducen. yo creo que todo en la vida es un riesgo, el matrimonio 100% seguro no existe, si buscas al ideal tal ves lo tengas al frente y no lo veas, uno debe casarse y aventurarse en la vida cuando uno quiera y pueda.

VIOLETA dijo...

Buenísimos comentarios. Esto de la vocación para el matrimonio que menciona Henry me parece que tiene sentido, algunos tienen mas cualidades para llevar una vida de a dos, como que tienen mas caracter para ello, otros encambio no poseen esas cualidades o tal vez las tienen algo subdesarrolladas o bien porque sus expectativas de vida son distintas y dirigidas para otro lado.
Según he podido observar los problemas matrimoniales no siempre surgen por la falta de amor, pienso que tal vez uno o ambos no tienen esa "vocacion" o bien no se esfuerzan por tenerla porque imagino que también se puede adquirirla.
Y si, lo malo es que mientras mas pasan los años, las expectativas crecen, uno se vuelve mas chinchoso y exigente con los demás jeje. (o al menos eso me suele pasar a mi)

Anónimo dijo...

ESE HOMBRE QUE TU QUIERES NO EXISTE EN EL PLANETA TIERRA
CASATE CON UN ROBOT O QUEDATE SOLTERONA

Ferípula dijo...

Sí existe....cuando lo encuentres tal vez tenga tres de todas estás características!!!! Pero la más importante no va a faltar: no vas a concebir la vida sin él....Te va a faltar el corazón, sin él...el aire. Es así...es algo interno, no externo...Pero claro que existe!!!!!!

Y está para vos, hermosa, cuando andes por tu camino lo vas a encontrar en alguna intersección en común...es lo natural, lo maravilloso....!

Abrazotote!!!!!!!

Ferip

Anónimo dijo...

Bien che. Me gusta el "clima" de complicidad y naturalidad de tu blog.

Yo me autoetiqueto bajo el rótulo de "soltero de nacimiento", llevo 36 años ostentando mi "soledad", aunque a veces la chantajista de mi Abuela Amanda me la pone difícil (su último argumento fue un antiguo juego de vajilla), pero no, juro que si no encuentro "a la que vuela", nones. El matrimonio no debe ser una ruleta.

Gracias por permitirme el desahoguito.

ROXANA dijo...

la verdad comulgo con tu punto de vista, tengo 29 años y cuando digo que soy soltera todos me miran como bicho raro. A mì me parece que el matrimonio puede esperar, lo importante en la vida es cumplir las metas propuestas y ser feliz con una independencia bien llevada.